inicio             marcas             tecnologia             garantias             cuida tus ojos             lentillas             contacto





    El compromiso con la
    salud visual es nuestra
    razón de ser y la maxima
    de nuestro trabajo





























VISIÓN BINOCULAR

¿Por qué es importante ver bien con los dos ojos?

La visión binocular es una capacidad innata del hombre que lo faculta para ver el mundo que le rodea en tres dimensiones, otorgándole una peculiar destreza para calcular mentalmente las distancias que le separan de los objetos y situarse en el espacio, por lo que resulta sumamente importante para su calidad de vida.

Para que los dos ojos están sincronizados en sus movimientos y en todas sus posiciones se requiere principalmente que ambos tengan la misma visión y capacidad acomodativa (enfoque).

Los seis músculos que mueven cada ojo deben trabajar juntos de una forma coordinada; si esto se cumple, cada uno de nosotros ostentará una buena visión binocular (en tres dimensiones) y una gran percepción de profundidad.

Con el trabajo de ambos ojos de manera conjunta, el cerebro fusionará en una imagen única las procedentes de los dos, logrando con ello una única imagen en tres dimensiones. Si los ojos no miran exactamente en la misma dirección, la visión binocular es imposible.


Si uno de mis ojos ve mejor que el otro, ¿qué problemas puedo tener?

Las anomalías de la visión binocular son aquellos desórdenes visuales que causan dificultades en la coordinación motora o sensorial de los ojos; en síntesis, estas anomalías son incapacidades o dificultades de poder dirigir ambos ojos a un punto determinado (convergencia).

Si convergen delante de ese punto, se denomina exceso de convergencia.
Si convergen detrás de ese punto, insuficiencia de convergencia.
Si tienen dificultades para mantener la convergencia, visión binocular ineficaz o inestable.

Una característica común a todos los problemas específicos de la visión binocular es que siempre vienen asociados a problemas acomodativos. Desde hace más de 100 años, los profesionales ópticos-optometristas constataron que una parte de los problemas llamados científicamente “astenópicos” (dolores de cabeza, mareos, incapacidad de fijar la atención sobre la lectura durante un tiempo prolongado, visión doble, vértigos anormales, etcétera) venían asociados a problemas de la visión binocular. Después de haber estudiado en diversas ocasiones esta peculiar característica, comenzaron a utilizar en dichos pacientes las mismas técnicas optométricas que se utilizaban en aquellos momentos en personas con estrabismos. El resultado fue asombroso, ya que, según queda reflejado en algunas publicaciones - como los “Archivos de la Academia Americana de Optometría”, “el Journal of the American Optometric Association”, o el “American Journal of Optometry and Physiological Optics” -, cerca del 70% de dichos pacientes lograron una solución eficaz a sus molestias.


¿Cómo se detectan las anomalías binoculares?

Se logran detectar por los problemas astenópicos citados anteriormente y por un bajo rendimiento, principalmente al realizar determinadas tareas en visión próxima como leer, escribir, coser, planchar, etcétera.

Estos problemas visuales podrán ser relativos, ya que debemos tener en cuenta la edad de desarrollo de cada niño en particular.

Los síntomas que podemos observar en los niños con problemas binoculares.


¿Pueden prevenirse las anomalías de la visión binocular?

Estudios científicos realizados por ópticos-optometristas han mostrado la gran importancia que tiene el desarrollo psicomotor en la evolución de la visión binocular. Estos estudios mostraron que una gran parte de los niños con problemas binoculares (de convergencia) no habían cubierto de manera suficiente las etapas de desarrollo correspondiente al arrastre por el suelo y el gateo.

Es aconsejable evitar la alteración del normal desarrollo psicomotor del niño. Instrumentos de uso cotidiano y tradicional en la infancia, como el “parque” y el “taca taca” usados en exceso, pueden ser los principales causantes de una alteración de las etapas de este desarrollo, ya que obligan al bebé a mantener una posición estática y erguida antes de tiempo, en lugar de tener un estrecho contacto con el suelo, libertad de movimientos y una mayor facilidad de desplazamiento que le permitan explorar y conocer su entorno.


¿Cómo evolucionan las deficiencias binoculares?

La evolución de los problemas binoculares se produce por las exigencias que marca la sociedad actual. El desarrollo de dichas anomalías viene dado en muchas ocasiones por el mantenimiento de trabajo en visión de cerca. Así pues, la escolarización, el estudio constante, los hábitos de lectura, la utilización excesiva de ordenadores, así como el mismo entorno y el ambiente (mobiliario, iluminación, vicios posturales…), pueden repercutir en el desarrollo de disfunciones binoculares.


¿Qué tratamientos existen?

Para problemas relacionados con la visión binocular, los tratamientos que establezca el óptico-optometrista siempre irán acompañados de un completo y específico estudio de cada caso en particular, ya que no todos tenemos las mismas estructuras orgánicas, vivimos en los mismo ambientes, poseemos los mismos hábitos de vida, realizamos los mismos deportes o disfrutamos de los mismos entretenimientos en el tiempo de ocio.

Aunque el tratamiento será el que el óptico-optometrista determine como más oportuno, para los tres desórdenes binoculares más comunes y de manera general:

Insuficiencia de convergencia. La mejor terapia es el entrenamiento visual (fortaleciendo con determinados ejercicios la musculatura ocular y desarrollando paulatinamente la habilidad para dirigir exactamente nuestros ojos sobre el objeto que deseamos ver). El entrenamiento se basa en programas específicos prescritos y dirigidos por ópticos-optometristas. También se pueden utilizar gafas con lentes especiales (prismas) para que realicen la función binocular que no pueden hacer los ojos.

Exceso de convergencia. El óptico-optometrista, después de realizar las pruebas pertinentes, determinará las causas del exceso de convergencia para, posteriormente, prescribir el tratamiento más adecuado y que suele consistir en compensaciones ópticas, como gafas, lentes de contacto, y/o entrenamiento visual. Es muy probable que el entrenamiento que aconseje el profesional de la visión venga acompañado de algunos cambios específicos en el entorno donde el paciente realiza sus tareas en visión próxima (cambios en la iluminación, posturas inadecuadas al leer o al escribir, costumbres, mobiliarios, etcétera).

Visión binocular ineficaz. Al ser un problema relacionado con la debilidad de la función visual, el óptico-optometrista determina las causas y prescribe el tratamiento más adecuado para fortalecer las habilidades binoculares. La solución, al igual que sucede en las anteriores anomalías, pasa por la utilización de gafas, lentes de contacto, y/o entrenamiento visual.